CNCA da cuenta del avance de la Política Nacional de la Lectura y el Libro

Contingencia

71 de 87 medidas que propone la Política Nacional de la Lectura y el Libro 2015-2020 presentan avances, según indicó el ministro de Cultura, Ernesto Ottone, en el II Pleanario de dicha normativa. La cuenta pública se realizó ante sus pares de ocho países iberoamericanos, en la 37ª Feria Internacional del Libro de Santiago.

El detalle lo entregó la secretaria ejecutiva del Consejo Nacional del Libro y la Lectura, quien destacó el trabajo colaborativo que ha caracterizado a esta Política, desde su concepción hasta la implementación, procesos en los que ha participado Editores de Chile junto a otros actores: “La capacidad conjunta de cada una de las instituciones supera la capacidad de cada uno actuando por sí solo. Son colaboradores, socios estratégicos», dijo. Y agregó: «Si entendemos la lectura como un bien fundamental, es deber del Estado y de la ciudadanía hacerse parte».

Desde el 23 de abril de 2015 hasta la fecha se ha trabajado por fortalecer el ecosistema. En esta etapa se han realizado comités interministeriales, comisiones y mesas en las que han participado más de 300 actores del sector. Además, las ocho comisiones establecidas en la Política se reúnen de manera bimensual. Parte de los avances son los siguientes:

Lectura: casi el 100% de las medidas presentan avances. Entre ellas, figuran la elaboración y publicación de planes regionales y la realización de más de 150 Diálogos en Movimiento.

Creación: 87% medidas con estado de avance. Como parte de este trabajo se ha impulsado la entrega de información y la creación de un mecanismo de protección de propiedad intelectual para autores y editores; se ha reconocido la labor digital en el país; y se les ha hecho algunas modificaciones a los fondos concursables.

Patrimonio bibliográfico: 89% de medidas en estado de avance. Se ha trabajado en un catastro para identificarlo, el que será alojado por la Biblioteca Nacional.

Internacionalización: 79% de las medidas en estado de avance. Se ha trabajado por robustecer la presencia de Chile en diferentes instancias internacionales fuera del país. También se ha desarrollado una capacitación sobre los procesos de exportación, en la que participaron cerca de 60 editoriales. Además, se hará un estudio sobre la distribución de libros en el extranjero, con el apoyo de CORFO.

En tanto, en otras áreas como Compras Públicas, no se explicitó el estado de avance.

Anterior
Editoriales independientes son reconocidas por la Cámara Chilena del Libro en FILSA
Siguiente
Declaración De Editores De Chile Sobre Contingencia Nacional

Artículos relacionados

Menú